Mis pies han seguido sus pisadas; guardé su camino, y no me aparté. Job 23:11